Las 12 Caras del Amor
No hay conferencias programadas.
La mayor parte de los seres en este planeta tienen una concepción equivocada del Amor. Viven convencidos que este se genera de manera espontánea gracias a la acción de Cupido, la angelical divinidad Romana que con su flechazo causa lo que llaman enamoramiento.

Sin embargo la misma palabra: "en-amor-miento" define el estado alcanzado como una emoción mentirosa, basada en una evaluación irreal de la pareja potencial, ocasionada por una hormona llamada Feniletilamina (C8H11N). Este neurotransmisor que garantiza la generación de nueva vida, inunda automáticamente el torrente sanguíneo cuando el primer intercambio de miradas permite descubrir una pareja adecuada con la que tener un hijo. Instantáneamente ambos organismos se excitan, los corazones se aceleran y se produce un estado de "arroba-miento" que solo permite ver las características positivas de la otra persona, ocultando las negativas bajo un velo.

La naturaleza hace que la hormona se manifieste durante dos años, tiempo suficiente para que la pareja pueda concebir un hijo. Al cabo de ese tiempo termina el en-amora-miento y el velo se descorre, develandose la realidad oculta. La pareja solo continúa junta si durante ese mismo tiempo logra trascender la simple relación sexual que impulsaron sus instintos para garantizar la propagación de la especie.

El Amor Verdadero no surge espontáneamente, se construye como resultado de acuerdos establecidos por adultos responsables y depende de 12 conductas muy sencillas que todos debemos asumir si queremos manifestarlo.