El Miedo: Fantasías Negativas Sobre un Tiempo Inexistente
No hay conferencias programadas.
Hay dos tipos de miedo, el miedo instintivo a un peligro real y presente y el miedo sicológico ante un evento falso, ilusorio e irreal, en un tiempo futuro. El primero es fundamental para proteger la vida, el segundo es una fantasía que te encierra en un tiempo inexistente.

El miedo sicológico irreal es una correspondencia de aprendizaje, existe como parte del método divino de prueba y error para ayudar al hombre a discernir lo que es verdadero de lo que es falso. Es un estado de No-ser inducido por el Ego para crear pensamientos y conductas basadas en ilusiones generadoras de angustia, preocupación, depresión y sufrimiento. No se basa en peligros o eventos reales que están sucediendo en el presente, sino en fantasías que van a ocurrir en un futuro indeterminado e hipotético. Una ilusión que la mente acepta como verdadera, como cuando experimenta un sueño.

El objetivo del ego es victimizar y esclavizar la mente, llevarla a que se sienta víctima de los demás, de las circunstancias e incluso de Dios, anular su poder creador de armonía y felicidad, llevarla a la saturación de sufrimiento. Solo ese momento forza al hombre a examinar su vida, a evaluar con imparcialidad su conducta. El miedo es la oportunidad que da la vida para trascender sus causas, empoderarse y evitar los estados que lo producen.

Cuando observas y exploras tus miedos, tu oscuridad, tus creencias y tus impulsos negativos, en realidad te estás desprogramando, estás disolviendo el poder que tenían sobre tí. Cuando te liberas del miedo, la vida se vuelve una aventura, impredecible, deliciosa, llena de sorpresas, nunca sabes lo que va a suceder, vas de lo conocido a lo desconocido a cada instante. No te sientes inseguro, sino rebosante de confianza y curiosidad, porque sabes que lo que sucede es siempre perfecto. Reconoces la divinidad en ti y en todo lo que te rodea, eres uno con todo, como puedes desaparecer?