LA GLANDULA PINEAL Y EL DMT, ¨LA MOLECULA ESPIRITUAL¨

En la primera parte de estos ensayos vimos como tu Glándula Pineal transforma el aminoácido Triptofan proveniente de ciertos alimentos en Serotonina 5-Hydroxy-triptamina, que luego convierte en Melatonina, 5Metoxi-N-acetil-triptamina al combinarla con un acetaldehído (Etanal). Tu Glándula Pineal utiliza la Melatonina para distensionar tu sistema nervioso, relajar tu mente y tranquilizar tu animo. Te crea una sensación de confianza y bienestar que induce tu organismo a descansar y dormir... 
 
La alquimia de tu Glándula Maestra no termina ahí, crea otro neuro modulador que utiliza para neutralizar temporalmente la Monoaminaoxidasa-MAO, que como vimos descompone la Melatonina y el DMT, impidiendo con ello que tu consciencia se energize y el rango de percepción de tus sentidos se amplíe. El MAO es activado automáticamente cuando la Pineal capta los primeros rayos de luz del Sol al amanecer, para descomponer la Melatonina que produce sueño y llevar la consciencia a la actividad cotidiana. El DMT solo puede producirse cuando en tu torrente sanguíneo, en tu fluido cerebroespinal y en tus sinapsis neuronales no hay ni una traza de su enemigo mortal el MAO. Para asegurarse que no haya MAO que le impida producir DMT, la Pineal utiliza nuevamente la Serotonina como precursor. Solo que esta vez la combina con un formaldehído (acido fórmico) para transformarla en Pinolina -6HT-Metoxy-tetrahydro-betacarbolina-MeOTHBC, el enemigo mortal del MAO, la sustancia que lo descompone en cuanto lo encuentra e impide su formación...
 
La Pinolina es además un antidepresivo y un potente antioxidante que ayuda mantener a raya los radicales libres que atacan y desarman a las moléculas orgánicas que contienen la energía vital y los minerales que necesitan las células para funcionar. Cuando tu Pineal necesita producir DMT para entregarle energía poderosísima al cerebro y a tu mente, crea primero Pinolina para que elimine el MAO de tu organismo. Luego sin enemigos a la vista, en otra operación alquímica combina Melatonina con una enzima llamada Metiltransferasa-INMT para producir Dimetiltriptamina-DMT, ¨La Molécula Espiritual¨. como la llamó Rick Strassman en el libro que lleva ese mismo nombre...
 
El DMT es la sustancia más poderosa en tu organismo. Tu pineal la utiliza para reprogramar tus 5 sentidos inferiores ampliando su rango de percepción.  Normalmente solo percibes el 0,5% del 100% de las ondas electromagnéticas que fluyen a tu alrededor, el DMT incrementa el rango de percepción por encima del infrarrojo y del ultravioleta. También incrementa la capacidad de proceso de tu cerebro, normalmente solo utilizas un 10% de su capacidad. Su energía lo amplía hasta un 40%, lo que te pone híper alerta y genera estados de alta consciencia, que aunados al incremento de percepción, transforman el holograma de la realidad en el que tu mente funciona...
 
Dependiendo del nivel de tu consciencia tu Pineal puede activar tus sentidos perceptivos superiores: la telepatía, la telekinesis, la visión remota, la precognición y la clariaudiencia. Este paso evolutivo que sucede de manera natural con la acumulación de comprensiones sobre el amor y el orden, permite captar y procesar información de cualquier momento del tiempo o de cualquier lugar del espacio. El DMT abre portales hacia lo sutil y permite que la mente establezca una conexión con la fuente creadora. Un canal por el que descienden inspiraciones, intuiciones, sincronicidades, gracia divina y guía de los maestros ascendidos, que aceleran la evolución de tu consciencia...
 
La Glándula Pineal es el guardián del portal que conduce a las dimensiones superiores, utiliza la bioquímica cerebral para abrirlo o mantenerlo cerrado. En los bajos niveles de consciencia -que no han acumulado aún mucha sabiduría a través de la experiencia- el MAO inhibe la producción de cantidades suficientes de DMT para manifestar esos efectos y los que aún falta por describir. Cuando la persona confía en la realidad, vive sin miedos y logra la comprensión que le permite descifrar la información que puede recibir, el Chacra de la Corona y la Glándula Pineal crean el DMT que le abre los portales a las dimensiones superiores. El miedo que impide vibrar en amor, logra que muchos seres humanos permanezcan desconectados de la fuente, que su glándula pineal se calcifique y solo pueda trasladar a la mente un limitado rango del espectro electromagnético...
 
Tu puedes acelerar tu proceso evolutivo y lograr acceso a los estados místicos que produce el DMT, cuando comprendes que es verdaderamente el amor, cuando integras a tu personalidad sus conductas esenciales: la serenidad, la humildad, la incondicionalidad, la tolerancia, el no-juicio, la flexibilidad, la gentileza y la neutralidad. Elevas tu nivel de consciencia cuando te enfocas en una disciplina espiritual como la meditación diaria. Logras tomar control de tu mente y de tus emociones, además creas un estado de agradecimiento, devoción y consciencia de Dios que impide que el miedo esclavice tu mente...
 
Una larga e intensa lucha emocional o mental también puede generar DMT y a veces genera una epifanía, un estado místico en el que se experimenta una revelación e incluso una aparición del más allá. Igual sucede con el ayuno, la oración o la mantralización intensas que generan estados de gozo trascendental. Obtener información de sabiduría que te guíe a actuar de manera que siempre generes armonía y verificar sus resultados, es otra forma de desarrollar dones y virtudes que aceleren tu perfeccionamiento espiritual y le abran portales a tu consciencia. Tu percepción de la realidad depende de la información que tienes en tu sistema de creencias. Si tienes muchas falsas creencias que crees verdaderas, te verás a ti mismo, a los demás y a Dios de manera distorsionada. La desinformación puede hacerte sentir impotente, deprimido y sin esperanzas...
 
Una de mis ocupaciones principales es desarrollar e impartir talleres que entregan información que aclara conceptos fundamentales como el propósito de la vida, el destino o la reencarnación, para cambiar esa percepción desajustada. En mi página web hay un taller que se imparte en 17 programas de televisión por internet. Se llama ¨Crealidad¨ y lo puedes tomar desde tu casa cuando tengas tiempo. Muestra como hay Leyes que determinan lo que sucede en tu vida, te enseña a preguntarle al universo que camino tomar cuando no sabes que hacer y te muestra los trucos que tu ego utiliza para mantener tu mente esclavizada. Su información puede impulsar tu consciencia a dar un salto cuántico...
 
Con ese mismo objetivo hacemos en Arcobaque los Retiros en Oscuridad. Trabajando en conjunto con Josefina Murillo, mi señora, utilizamos la intuición y la razón, las sensaciones y la información, como herramientas para impulsar procesos individuales y colectivos que aceleren la evolución y le abran ventanas a la mente.
 
El Retiro de 13 días en total oscuridad rompe el ritmo circadiano -los cambios de noche/día, luz/oscuridad generados por el Sol, anulando la señal de luz que induce la producción de Monoamina oxidasa-MAO -el enemigo del DMT- permitiendo con su ausencia que el cerebro acumule unos 25 mg de esa poderosa sustancia...
 
Recuerda que tu Pineal es un sensor que percibe todas las ondas electromagnéticas -incluida la luz visible- que fluyen en el medio ambiente alrededor de tu cuerpo. Esa  es la manera en que logra regular, sincronizar y ajustar los ritmos de tus procesos biológicos orgánicos al sol, las estaciones climáticas, a las energías de la luna, de los planetas, las estrellas y del centro de la galaxia. La oscuridad impulsa cambios naturales en la bioquímica del cerebro que alteran la consciencia, el DMT induce los sueños lucidos, facilita experimentar viajes astrales, trae a tu mente recuerdos y traumas de tu más tierna infancia que necesitas sanar e incluso puede permitir que explores alguna de tus vidas pasadas...
 
Desde tiempos remotos la oscuridad absoluta ha formado parte fundamental de los procesos iniciáticos de las antiguas Escuelas de Sabiduría. Egipcios, Druidas, Hindúes, Judíos Hasídicos, Islámicos, Taoístas, Mayas, Tibetanos, Koguis y otras culturas aborígenes han utilizado la oscuridad como portal hacia las dimensiones superiores. El budista Tibetano Trungpa Rinpoche cuenta que en el ¨Retiro del Bardo Thodol¨ -una meditación practicada en absoluta oscuridad durante 49 días- el ¨Libro de los Muertos¨, una guía sobre la realidad que se vive después de la muerte, llega a convertirse en una experiencia visual para la mente. Los antiguos utilizaban cuevas y catacumbas para privar de luz a los sentidos y crear así una experiencia chamánica que altera la manera en que la mente percibe la realidad, la orienta explorar dimensiones paralelas, a conectarse con las jerarquías de universo y con la fuente de toda la energía y la información...
 
En la oscuridad continua tu mente descansa de la sobre estimulación visual del mundo exterior, la atmósfera relajada y tranquila logra que te liberes de los lazos y apegos de la vida cotidiana. La síntesis paulatina del DMT en tu cerebro, aumenta tu frecuencia vibratoria y te induce estados cada vez más elevados de consciencia...
 
El DMT es el que impulsa a la consciencia que tienes de ti mismo, normalmente unida y simultánea de tu ser y de tu cuerpo, a dar un salto cuántico al dividirse en dos estados: una híperconsciencia que flota fuera de tu cuerpo -utilizando como vehículo al cuerpo astral- y una consciencia inconsciente -un piloto automático- que se encarga de las labores de mantenimiento del cuerpo. Cuando no se está preparado para separar la mente del cuerpo -muchos no tienen información que esto puede sucederles- ese salto cuántico los toma por sorpresa, generando angustia, desorientación y miedo, por lo que se resisten a la experiencia. Además en esos momentos el cuerpo se siente paralizado, no responde a los comandos de la mente, lo que incrementa el estrés. Es lógico que esto suceda porque la mente consciente le entregó temporalmente al inconsciente el control del cuerpo que normalmente mantiene, para aventurarse afuera impulsada por la energía del DMT. El cuerpo no responde a las ordenes de movimiento que la mente -que puede estar flotando afuera o a punto de hacerlo- le envía, lo que se interpreta como una parálisis. Se necesita que la persona entienda -al recibir información, que es lo que siempre cambia todo- que para realizar un viaje astral debe dejar su cuerpo al cuidado de su inconsciente y pierda el miedo, para poder volar a donde desee...
 
Otro obstáculo para los viajes astrales lo crea el ego, que actúa como un segundo guardián del portal hacia las dimensiones superiores. El ego considera esencial para sobrevivir que la mente y el cuerpo se mantengan unidos. No permite ni desea esa separación y para impedirla despliega un arsenal de emociones negativas. Su función como guardián es impedir que el salto cuántico de la separación suceda, hasta tanto la consciencia no tenga información, este preparada para realizarlo y tenga la voluntad para tomar control de sus emociones negativas...
 
Preparado con información y decidido a vivir la experiencia, tu cuerpo cómodo con el rostro hacia arriba y bien cubierto para que no sienta frío, te dispones a controlar los miedos que genera tu ego y a reconocer la sensación de parálisis como algo normal e incluso deseable. En los Retiros en Oscuridad de Arcobaque, apoyamos este proceso con una meditación dirigida que te guía a envolverte en una esfera protectora de luz, lo que te hace sentir más seguro en la aventura que comienza, te ayuda también a que tu mente relaje tu cuerpo mientras va entregando el control que mantiene. Cuando se acerca el momento de llegar a la sensación de parálisis, tu ego casi vencido buscará interrumpir el proceso induciéndote a moverte, a que cambies de posición o te des la vuelta, produce también cosquilleos y rasquiñas para vencerte. Ese es el momento de probar si realmente tienes control de tu mente y de tus sensaciones, permaneciendo totalmente quieto, lo que induce tu Glándula Pineal a producir mas DMT que refuerza el proceso...
 
La meditación guiada es asistida con sonidos que sincronizan tus hemisferios cerebrales y elevan tu frecuencia vibratoria. Llega a tus oídos a través de audífonos inalámbricos que no permiten que tu oído derecho escuche el tono que recibe tu oído izquierdo. Cada oído recibe un tono constante pero de frecuencia ligeramente distinta, el cerebro los combina y produce un tercer sonido que parece oscilar o pulsar. Esto hace que tus dos hemisferios cerebrales se sincronicen. La diferencia en frecuencia entre los dos tonos no puede ser mayor a 30 ciclos por segundo para que la sincronización hemisférica se produzca, de ser mayor los dos tonos se escuchan separados y no se genera el tercer sonido pulsante. Los dos tonos pueden mezclarse con sonidos de las olas del mar, ondas alpha cuya frecuencia de 8 HZ -la misma del corazón- curiosamente focaliza la atención sobre los dos tonos de frecuencias ligeramente distintas, facilitando la sincronización hemisférica...
 
Durante la meditación hay un tiempo largo en el que solo se escuchan los sonidos que generan el hemisync, que se aprovecha para activar tu centro de amor en el chacra del corazón, a través de pensamientos de agradecimiento y devoción a la divinidad, que elevan aún más tu frecuencia vibratoria y al conectarte con la fuente en las dimensiones superiores, impulsan tu salto cuántico fuera del cuerpo...
 
El instituto Monroe, especializado en tecnología para producir viajes astrales, utiliza frecuencias cercanas a los 4 ciclos para los tonos que producen el Hemisync. Encontraron que en el momento en que la mente abandona el cuerpo físico esa es la frecuencia del sonido que se escucha. Esa frecuencia corresponde a unos sonidos bajos parecidos a los que produce un viento fuerte, un vórtice o un torbellino de aire, que se percibe simultáneamente con una sensación de presión desde todos los lados. Cuando sientas como que levitas solo visualizate saliendo del cuerpo y alejándote de el. Oirás un sonido fuerte y sentirás como que eres aspirado fuera del cuerpo. El tiempo que se tarde en llegar a este punto y las veces que haya que intentarlo para lograrlo, dependen de cada persona, de la cantidad de DMT que se haya acumulado su cerebro -algunos alcanzan ese punto en 7 días de oscuridad otros tardan 10 u 11 días, también de su habilidad para mantenerse totalmente quieto y seguramente de su nivel de consciencia...
 
Lo cierto es que tarde o temprano -incluso sin la oscuridad continua que acelera el proceso- todos llegarán en esta o en una vida siguiente, a experimentar este momento que es como un parto a una nueva clase de existencia, en la que el alma se libera de las limitaciones espacio temporales y puede explorar el universo entero. En ese momento puede asistir a clases impartidas por Maestros Ascendidos en templos de sabiduría que existen en el alto astral y obtener información que puede traer de regreso para modificar su vida cotidiana. Los antiguos alquimistas llamaban a este paso el logro de la ¨Piedra Filosofal¨...