Ego, Estrés y Enfermedad
No hay talleres programados.
La salud y la enfermedad son dos de los opuestos utilizados por las correspondencias de aprendizaje para generar comprensión sobre cuales emociones básicas, sentimientos, pensamientos, decisiones y acciones van en contra del orden del universo, cuales dañan el balance interior de todo ser humano. Igual que utiliza la abundancia y la escasez, la soledad y la compañía o el querer y el odiar. El diseño divino crea un universo de contrastes para facilitarle al ser humano el discernimiento o la diferenciación entre lo falso y lo verdadero. Lo que es falso siempre provoca enfermedad, escasez y soledad, lo que es verdadero siempre genera salud, abundancia y buena compañía. La comprensión resultante de experimentar con esos extremos en la vida, le permite al ser humano evolucionar, perfeccionar y ajustar el modelo mental que ha desarrollado de lo que el cree que es la realidad y simultáneamente erradicar sus falsas creencias, sus conductas auto destructivas y trascender su falsa identidad. La sabiduría divina tiene la certeza que esta es la manera más sencilla y eficiente para convertir un ser instintivo, reactivo, pasional e ignorante en un creador eterno de realidades perfectas...

Pieza fundamental de ese método divino es el ego, el implante negativo de falsas creencias, dogmas, prejuicios, desinformación y conductas auto destructivas que se le implanta a todo ser humano desde el momento en que nace, en cada una de sus reencarnaciones. La ignorancia y los estados de No-Ser que impulsa son fundamentales para inducir la auto represión de emociones y sentimientos que dañan los mecanismos automáticos instintivos de defensa. La respuesta bioquímica y fisiológica que le permite al hombre huir o atacar ante una situación de peligro inminente para su vida, pero que la vida moderna con las preocupaciones, miedos y el estrés sicológico -no causado por un peligro de muerte inminente- que genera, mantienen activado de manera casi permanente. Esto mantiene el cuerpo inundado de Adrenalina, Noradrenalina, Cortisol y una serie de Neurotransmisores, cuyo exceso es una de las causas más importantes de enfermedades verdaderamente graves. Artritis reumatoide, cáncer, Parkinson, Alzheimer, psoriasis, arteriosclerosis, anorexia, Sida y todas las enfermedades auto inmunes, se generan por programaciones mentales equivocadas que mantienen una secreción continua de las llamadas hormonas del estrés. Son reforzadas por múltiples variables adicionales que actúan simultáneamente como la falsa alimentación, un medio ambiente contaminado, hornos microondas, bebidas light con aspartame...

Sin embargo todo lo que sucede es siempre perfecto. La enfermedad es solo una oportunidad que da la vida para localizar y trascender que es lo que la genera. Lo importante es hacerse correspondiente con la información de sabiduría que esclarezca toda esa confusión...