El Paradigma Holográfico
No hay talleres programados.
La realidad objetiva y separada es Maya, una extraordinaria y convincente ilusión. Todo lo que existe son extensiónes de un mismo y único ser, facetas de una unidad indivisible y holográfica. Flotamos en un mar infinito de frecuencias, de las que sintonizamos solo unas pocas a través de los sentidos, con las que estructuramos el universo que parece rodearnos. Las formas del universo e inclusive nuestro cuerpo, son proyecciónes holográficas de la consciencia. Cambios en esa consciencia generan los cambios dinámicos formales que percibimos. La realidad es generada y cosntruida por consenso entre todas las mentes interconectadas. Cualquier cosa es posible solo necesitamos obtener la información adecuada y desarrollar la habilidad para manifestarla.